Identificarse

Acceso Privado

Username
Password *
Recordar
Está aquí: InicioHermanosMayordomo

mayordomo

Mayordomo2017

        ¡Enhorabuena!, todo ha salido bien, ¡ale, hasta el próximo año!, nos vemos en la cena,… son frases que se escuchan a los hermanos y hermanas saliendo de la Capilla la noche del Viernes Santo, y, pasadas las doce de la noche, cuando se cierran las puertas de ese mágico lugar, justo desde ese instante, ya se piensa en el siguiente Viernes Santo.

 

Años antes ya se planea dónde hacer el refresco, se comenta dónde invitar a cenar a los hermanos ese día al finalizar la procesión, se pide consejo a la familia o a otros mayordomos, qué tipo de caramelos ofrecer a los hermanos en la procesión, se empiezan a tener los nervios en el estómago pensando en ese día y las emociones tienen su punto álgido cuando se escucha tu nombre en la junta de Domingo de Ramos.

 

Ser Mayordomo, es representar a la Hermandad durante todo el año, portar la Vara en los actos que se realicen y especialmente el Viernes Santo. Es un cúmulo de sentimientos, una mezcla agridulce que se potencia cuando se desfila en los Gremios o suena la primera nota de la Lágrima, por un lado te inunda el orgullo de representar a todo el paso, de llevar la Vara Mayor que ha sido sujetada firmemente año tras año por otras manos desde la creación de la Hermandad, y, por otro lado, ser un poco más consciente de que los años pasan, que todos nos hacemos mayores y que por riguroso orden de lista te toca asumir ese cometido.

 

Y ese año pasa, y el mandato como Hermano Mayor finaliza, llega el momento de ceder la Vara al siguiente hermano y de recibir el Banderín de la Hermandad, que, de igual modo, se lucirá con el mismo orgullo que la Vara en el año anterior.

 

 

 

 

 

 

Beatriz Rodríguez del Rey

fotosVisita nuestra galería fotográfica y descubre nuestra Semana Santa

videoRevive los momentos más emocionantes en nuestra Videoteca

juntalocalssayuntamiento

Free business joomla templates